La filosofía "Guardiola" aplicada al management


Guardiola LiderazgoDesde que Josep Guardiola pasó a ser el entrenador del primer equipo del Futbol Club Barcelona, en mayo de 2008, ha pasado a acaparar portadas de todos los medios, además de atesorar en poco tiempo un buen número de títulos y copas. Este gran éxito se ha debido en parte a los grandes jugadores que tiene este equipo, pero es indudable que su filosofía de gestión del vestuario ha sido clave para conseguir todos estos éxitos.

En este artículo se extrapolan sus tácticas de gestión del vestuario al mundo empresarial. Se pueden encontrar en las librerías algunos libros dedicados a esta temática, pero en este artículo se presenta un punto de vista particular al respecto.


Sobre Josep Guardiola

Muchos son los valores que hacen que Josep Guardiola sea un gran entrenador, como por ejemplo el conocimiento del sector (ha sido un futbolista de primer nivel durante muchos años), el conocimiento de la empresa (se crió en el mismo club, como quien dice) además de poseer unas grandes habilidades directivas y de liderazgo, pero en este artículo nos basaremos exclusivamente en su capacidad para gestionar a sus trabajadores, en este caso a los jugadores del Barça. Como es normal, Josep Guardiola no es perfecto (nadie lo es), pero ha conseguido imponer una filosofía de equipo y un estilo de juego que a estas alturas nadie puede negar.

A partir de este punto pasaremos a detallar sus distintas tácticas de gestión de los jugadores, extrapolándolo a la gestión del personal. Cada táctica se podrá aplicar a un perfil concreto de trabajador, y entre todos ellos se ha intentado abarcar el gran abanico de personas que componen una empresa:


Estrategia Xavi / Puyol / Iniesta

Estos perfiles de jugadores en una empresa se presentarían como los jefes de departamento. Con este grupo de trabajadores deberemos conseguir básicamente tres cosas: que se trate de buenos profesionales, que consigan motivar a sus subordinados y que sean portadores de la filosofía de la empresa, puesto que ellos serán quienes deberán transmitirla en el día a día al resto de empleados. Como sucede en estos tres jugadores del Barça, en la empresa tendremos que colocar como jefes de departamento personas con experiencia y en los que tengamos una gran confianza. Son sin duda el corazón de la empresa.


Táctica Messi

Un Messi sería en una empresa es el equivalente al mejor comercial, una persona que consigue un volumen de ventas muy significativo y a quien el resto de comerciales deben tener como referencia. El trabajo de un gerente o director comercial será conseguir que este gran vendedor sea humilde y no le importe trabajar en equipo, enseñando a sus compañeros todos sus conocimientos. Los intereses de la empresa deben estar siempre por encima de los intereses individuales.


Problemas con los trabajadores, ejemplo Eto'o

Este tipo de trabajador suele ser un gran profesional pero suele tener problemas a la hora de trabajar en equipo, incluso a la hora de obedecer órdenes de sus superiores. Si no se consigue reconvertirlos en trabajadores Messi, la empresa debería plantearse prescindir de ellos, puesto que pueden generar inestabilidad en el equipo de trabajo, lo que podría provocar la salida de la empresa de trabajadores muy válidos que no quieran soportar los problemas con este individuo.


Estilo Piqué

En ocasiones se puede presentar la opción de recontratar a un exempleado de la empresa. Si es un trabajador válido deberíamos dejar de lado nuestro orgullo, puesto que es una persona que conoce bien la empresa y durante el tiempo que ha estado fuera ha podido aprender nuevos métodos que resultarán beneficiosos.


Táctica Busquets

En toda empresa existen trabajadores que no destacan debido a la poca "visibilidad" de su trabajo. Serán en muchos casos grandes profesionales de sus competencias. Se debe dar especial importancia a motivarlos, ya que aunque su trabajo no sea tan visible serán imprescindibles para llegar a buen puerto.


Estrategia Abidal / Mascherano

Los veteranos de la empresa no tienen por qué dejar de ser útiles, más bien al contrario. Hay que aprovechar sus conocimientos y experiencia para "implantarlos" en los recién llegados. Serán una buena fuente de traspaso de la filosofía de la corporación.

La Magia, crear talentos y tener banquillo

Es muy recomendable contratar a los mejores para cada departamento, pero es aún más recomendable "crear" grandes talentos. Para algunos puestos no tenemos porque conseguir siempre personal con años de experiencia. Si contratamos una persona joven y dinámica, en poco tiempo será capaz de cumplir todas sus obligaciones sin problemas, con la ventaja de que le hemos podido inculcar desde el primer momento nuestra filosofía empresarial.

Los trabajadores de primera línea, como los de expediciones, recepción o administración, entre otros, deben estar también motivados. Son los pulmones de la empresa, ya que sin ellos las ventas no se convertirán en envíos de material o en cobro de las facturas.
La innovación como plan empresarial

Josep Guardiola se está convirtiendo en un innovador: en caso de lesiones, ha conseguido "reutilizar" jugadores en distintas posiciones, o incluso modificar la estrategia. En la empresa, en caso de tener bajas de larga duración o para sustituir un profesional que se ha ido, es recomendable promocionar trabajadores internos. En muchas ocasiones hay trabajadores en otros departamentos que son fácilmente "reconvertibles".

 

 

Cantidad de páginas: 1

Deja tus comentarios