Hidrógeno, la fuente de energía del futuro


Según especialistas, en 20 años podría convertirse en una opción aplicable a múltiples usos. Se puede producir a partir de una gran variedad de opciones.
Tours, Francia (AFP-NA) > En menos de 20 años, y ante la crisis del petróleo y el calentamiento climático, el hidrógeno podría convertirse en la nueva fuente de energía, con usos tan dispares como en teléfonos portátiles, calefacción y transportes, según científicos franceses.

Esperamos que esas tecnologías se puedan aplicar en diez o 20 años», declara Philippe Mazabraud, responsable de unos laboratorios encargados del almacenamiento de hidrógeno del Comisariado francés de Energía Atómica (CEA), de Ripault, en el centro de Francia.
Se puede producir hidrógeno a partir de una gran variedad de fuentes, entre ellas el gas natural, el carbón o el agua. Presenta la ventaja de que no produce gases de efecto invernadero y que puede usarse para los transportes tras años de almacenamiento.
En unos dos o tres años, según los especialistas, los teléfonos portátiles también empezarán a estar equipados con pilas de ese combustible.
Esos mismos expertos aseguran que la electricidad producida gracias al hidrógeno podrá también ser usada en los sistemas de calefacción de viviendas y edificios.
Además, predicen que habrá flotas de vehículos alimentados por hidrógeno en las carreteras mundiales.
Las investigaciones sobre el hidrógeno como futura fuente de energía están muy avanzadas en países como Japón, Alemania y Estados Unidos.
El coloso estadounidense General Motors incluso vaticina la producción de vehículos competitivos y no contaminantes, que funcionarán a pilas de hidrógeno para el año 2010 ó, a más tardar, 2012.
El CEA francés, por su parte, también señala los progresos de los últimos años en los materiales para fabricar las pilas de hidrógeno.
Según este organismo, en los últimos siete años el peso y el coste de las placas especiales de las pilas de ese combustible disminuyeron de 90%.
El CEA se ha fijado como objetivo reducir a la mitad en los próximos tres o cuatro años la cantidad de platino, un elemento que es muy caro y que se utiliza en la composición de esas pilas.
En el marco de los programa de investigación del CEA, una escuela de Saint-Pierre-des-Corps (centro-oeste de Francia) será equipada desde septiembre de 2008 con el primer generador de nueva generación de este tipo de energía, que suministrará electricidad y calor.
Asimismo, un proyecto con el constructor automovilístico francés PSA Peugeot Citroën ha permitido la puesta a punto de una pila de hidrógeno, compatible con la tecnología de los vehículos.
Sin embargo, estos progresos no deben hacer olvidar, remarcan los expertos, que los obstáculos para el desarrollo de la nueva fuente de energía a nivel industrial aún son numerosos, sobre todo por lo que atañe a la reducción de los costes de producción y a la creación de infraestructuras de transporte, almacenamiento y distribución.

Fuente Diario La mañana de Neuquén suplemento Energía

Cantidad de páginas: 1

Deja tus comentarios