Efectos de la contaminación sobre los sistemas de lubricación


Frecuentemente los efectos de la contaminación sobre la eficiencia de los sistemas son obvios y es fácil determinar el MODO DOMINANTE DE DESGASTE.
Pero el papel del contaminante en la causa de fallas o degradación de los sistemas es dudoso y complejo y difícil de reconocer. Las fallas de los componentes se clasifican generalmente como:

a) FALLAS CATASTRÓFICAS.
b) FALLAS POR DEGRADACIÓN.


Las primeras ocurren violentamente, el componente del sistema se rompe o cesa en su función en un periodo de tiempo extremadamente corto. La degradación es un deterioro gradual de la performance, frecuentemente acelerado hacia el final, y eventualmente declinado debajo de los niveles de aceptabilidad.

En muchos casos la rapidez con que se produce la FALLA CATASTRÓFICA permite un diagnóstico fácil de la causa: una piedra pasando a través de una bomba, un taponamiento de una tobera de lubricación causando el corte de la misma.
Por otra parte, una falla catastrófica puede ser el final del proceso de desgaste el cual no ha sido observado a través del tiempo. En tal caso el efecto de desgaste real en relación a la causa del problema se enmascara por los signos propios de la falla catastrófica. Cuando la performance de una máquina declina gradualmente hasta un nivel inaceptable a través de un periodo extenso de observación, nos encontramos con una FALLA POR DEGRADACIÓN.

La palabra falla no implica nada súbito, los componentes eventualmente fallan por no mantener un nivel de eficiencia satisfactorio.

La DEGRADACIÓN de la eficiencia de la máquina en operación es causado por DESGASTE. Existen varias formas de DESGASTE.
Tres de estas formas son las más frecuentes, debidas a concentraciones de tensión superficiales de los componentes.


Agrupamos estas tres formas como:
MODOS MECÁNICOS DE DESGASTE:

A. ABRASIÓN
B. FATIGA
C. ADHERENCIA

Además, hay dos formas de desgaste por reacciones químicas. Las agrupamos en una segunda categoría:

FORMAS QUÍMICAS DE DESGASTE

D. CORROSIÓN
E. ROTURA DE LA PELÍCULA DEL LUBRICANTE

El desgaste frecuentemente causa que las superficies activas de los componentes pierdan materiales. Si el material se pierde en forma continua, en el caso de partículas contaminantes que desgastan internamente una bomba, se produce una progresiva pérdida de la performance. La falla superficial debe primero crecer hasta un nivel antes que comience la pérdida material, como en el caso de partículas contaminantes micromellando los rodillos de un rulemán, produciéndose una pérdida acumulativa de la performance.

Hay dos situaciones físicas en las cuales el desgaste se presenta. Una situación en cuando la superficie de los componentes se mueven una contra otra (el esfuerzo entre ambas no necesariamente es en contacto absoluto, normalmente están separadas por una película fina de fluido: lubricantes). La segunda situación es cuando el deterioro se produce por la interacción entre la superficie de un componente y el fluido que está en contacto con el mismo.
En la tabla siguiente se resume los modos de desgaste, las situaciones en las cuales ocurren y los parámetros que determinan la importancia del desgaste en cada caso.
Cantidad de páginas: 3

Deja tus comentarios