Transformar aserrín en energía


El INTI impulsa la puesta en marcha de una Planta Demostrativa para la fabricación de pellets de aserrín en la localidad de Presidencia de La Plaza, Chaco. Una apuesta que combina valor agregado y energías renovables.La planta Demostrativa de fabricación de pellets lista para entrar en funcionamiento.

Para aprovechar el aserrín de las decenas de aserraderos de la localidad chaqueña de Presidencia de La Plaza, ubicada a unos 120 kilómetros de la capital provincial, el INTI puso en marcha un proyecto de Planta Demostrativa destinada a la fabricación de pellets de aserrín. Se trata de una propuesta innovadora para el aprovechamiento de los residuos foresto industriales provenientes de los aserraderos y carpinterías de la zona para transformarlos en energías renovables.
Esta iniciativa conjunta del Instituto y la municipalidad -impulsada por la Unidad de Extensión de Resistencia, el Programa de Extensión y el área de Biomasa del Grupo de Generación Distribuida de Energías Renovables del INTI-, tiene como objetivo poner en marcha una experiencia productiva a pequeña escala, eficiente y sustentable, con tecnología nacional, destinada a generar energías renovables a partir de recursos existentes. El proyecto se desarrolla en el marco del Convenio entre el INTI y el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación para la implementación de Plantas Demostrativas en diferentes regiones del país con el fin de promover el desarrollo local y el empleo.

La planta Demostrativa de fabricación de pellets lista para entrar en funcionamiento.

Valor agregado y más calidad de vida
Los pellets, tienen forma cilíndrica y se forman mediante la compactación adecuada del aserrín; su principal propiedad es que son usados como combustible para la producción de energía térmica y electricidad, generada a partir de recursos renovables. Los volúmenes de aserrín y viruta provenientes de la microregión centro chaqueña, donde se encuentra emplazada la planta, superan las 17.000 toneladas anuales, y hasta ahora se vienen quemando al aire libre con el consiguiente humo y molestias para los pobladores.

La Planta demostrativa está destinada a la fabricación de pellets de aserrín de 6 mm, y cuenta con una capacidad para procesar unas 2.000 toneladas de aserrín y viruta anuales. Para su logística resulta fundamental el aporte del municipio, que se encarga de la recolección de residuos de las carpinterías y aserraderos locales, sin costo alguno para la planta. Una vez que los residuos ingresan a la planta son transformados -mediante un proceso mecánico de prensado- en pellets, un producto de valor agregado. Como resultado de este proceso se obtiene un producto homogéneo y ecológico, de gran poder calorífico, con bajo contenido de humedad y sin ningún aditivo químico. Los pellets de madera están catalogados como combustible de emisiones de CO2 neutro. Esta definición determina que el valor de las emisiones a la atmósfera derivadas de la combustión son neutras, es decir, que el CO2 emitido es igual al CO2 que absorben durante su crecimiento las plantas, por lo que el pellet de madera se incluye dentro de la lista de combustibles y energías renovables.
La planta está diseñada para una producción de 500 Kg/hora, bajo un régimen de trabajo de 5 días a la semana; se prevé fabricar diariamente unos 8.000 Kg. de pellet de madera. También se contempla la formación y capacitación de mano de obra para esta nueva actividad industrial. En su primera etapa, se van a generar 5 nuevos puestos de trabajo.

En otro orden, este proyecto contribuye a solucionar un problema con fuertes implicancias ambientales en la zona como es la disposición final de los residuos proveniente de la actividad industrial maderera. Los desperdicios de esta actividad afectan la calidad del vida de los habitantes, como consecuencia de la contaminación de las napas de agua subterráneas, las mayores incidencias de patologías relacionadas con el sistema respiratorio, la disminución de la visibilidad en las rutas por causa de la quema de aserrín, la disminución de las condiciones de seguridad e higiene laboral en los aserraderos y carpinterías, y el incremento en el riesgo de incendios en el bosque.

Pro-Pellets
Vale recordar que los pellets cuentan con cotización internacional y son mundialmente demandados como combustible alternativo y sustituto del fósil. Sin embargo, en este contexto, el INTI sostiene la postura de no exportar energía dado que se trata de un recurso estratégico. En este sentido, el Ing. Emilio F. Scozzina, responsable de la Unidad de Extensión de Resistencia, está a cargo de la creación del Programa INTI Pro-Pellets, basado en el desarrollo de soluciones locales a partir de este biocombustible. Estas soluciones tienen el objetivo de adaptar equipos que requieran el uso de energía térmica para hacerlos aptos al quemado de los pellets de aserrín. De este modo se fomenta el desarrollo de industrias locales, aportando una nueva alternativa de producción en un sector tan vital como es el de las energías renovables.
En un escenario tecnológico nacional, en el que aún el desarrollo de aplicaciones en base a pellets no es considerado, el INTI se posiciona pionero en proponer y desarrollar avances en este sector.

 

Contacto
Emilio Scozzina, scozzina@inti.gob.ar
Unidad de Extensión de Resistencia, Chaco

Cantidad de páginas: 1

Deja tus comentarios