Nuevas Tendencias del Management


ManagementSobre la creciente necesidad de incorporar ciencias de la ingeniería en la gestión de empresas.

Recientemente Harvard Business Review publicó un artículo donde se evalúan las 10 nuevas tendencias mundiales en el management, luego de que la crisis mundial tocara fondo según muchos expertos. Una de estas tendencias indica al “Management como una Ciencia” que muestra lo importante que es que los gerentes sepan valorar y emplear metodologías científicas en la gestión de la empresa. Esto demuestra una vez más de la importancia de las ciencias e ingeniería en el management de hoy y del futuro. Muchos analistas o gurús mencionan la importancia de la innovación, adaptación y flexibilidad al cambio como principal valor para el gerente en el mundo que nos tocará vivir en los próximos años. Claro que es cierto, pero también es cierto que el management (que sólo se basaba en intuición y criterios empíricos) está siendo sustituido por un management basado cada vez más en evidencia y análisis cuantitativo y cualitativo que enfoca la estrategia de la empresa en torno a criterios que puedan medirse en el tiempo y puedan mejorarse.

Este es el enfoque científico e ingenieril del management. Así pues, cuando un ingeniero civil planifica y desarrolla una obra, elabora una serie de actividades previas, como modelos, planos, cálculos, simulaciones, plan de trabajo y la gestión del proyecto, midiendo también los riesgos de no cumplir con los tiempos y excederse del presupuesto disponible. También, cuando los científicos evalúan una nueva medicina elaboran tests para demostrar la efectividad de la misma y llegan a ciertas conclusiones de si proseguir o no con la comercialización, basado en sus evidencias.

En management aún no se maneja bajo este enfoque por la sencilla razón que por lo general los gerentes no están aún familiarizados con estos conceptos de ingeniería y técnicas analíticas, debido a que se cree que son inaplicables en un entorno empresarial complejo, con mucha incertidumbre, donde las personas no pueden analizarse como recursos estáticos. Más aún, por lo general los gerentes requieren de muchas otras cualidades como liderazgo, trato, habilidades interpersonales y creatividad, que tradicionalmente se consideraban contrapuestas con las habilidades analíticas de un ingeniero o un científico. Como consecuencia de ello las decisiones se tomaban muchas veces por razones de gustos e intuiciones sin ninguna base en la evidencia lo cual devenía en tomar riesgos excesivos, exagerando las probabilidades de éxito, minimizando las probabilidades de fracaso, premiando la ineficiencia o castigando las mejores iniciativas por desconocimiento y falta de mediciones precisas, sin tener una idea clara de los efectos de las decisiones que se toman y compararlos con decisiones anteriores o con decisiones en otras empresas similares.

Este paradigma está cambiando. En el mundo actual los gerentes cada vez más están requiriendo habilidades analíticas para entender y supervisar el desarrollo de modelos y mediciones que elaboran los analistas y cada vez más desarrollan estrategias globales consistentes con su misión, visión y valores tanto en una pequeña como una gran corporación. Lo que ha permitido que esto sea posible son las nuevas tecnologías de información, metodologías cuantitativas, cualitativas o mixtas que buscan establecer criterios y consistencia a lo largo de la organización, como son el análisis de decisiones, análisis de riesgos, balanced scorecard, modelos analíticos, modelos estadísticos, y muchos otros.

Al haber mayor información, técnicas y software analítico capaz de apoyar en la toma de decisiones y evaluar el desempeño de la empresa desde diferentes enfoques y en diferentes procesos, el gerente se ve obligado cada vez más a comprender, priorizar y valorizar cada una de estas mediciones y supervisar a los generadores de información y análisis, y aquellos que brindan soporte a la maquinaria de gestión. Esta habilidad técnico analítica deberá ir acompañada de la flexibilidad al cambio, creatividad y habilidades interpersonales que serán también fundamentales en el management del futuro y serán el complemento ideal.

La buena noticia para los estudiantes y futuros ingenieros y científicos, es que se les abren mayores posibilidades en el mundo laboral porque sus habilidades adquiridas en la universidad o en su propia investigación están teniendo cada vez una mayor importancia no sólo a nivel técnico especializado sino también en cargos gerenciales, como ya se está observando en los países desarrollados. Considerando que a menudo estas habilidades son más difíciles de obtener que otras que fundamentalmente pueden ser adquiridas mediante la experiencia y la motivación personal, les proporciona una ventaja invalorable que pueden aprovechar. Para poder aprovechar estas oportunidades que se les presenta, se deben desarrollar ya desde la universidad habilidades de liderazgo e interpersonales además de aprender el inglés (y si fuera posible el mandarín), aprender de software aplicado a los negocios y leer mucho sobre actualidad y empresa. Si saben enfocarse en desarrollar otras habilidades complementarias y necesarias tendrán una buena base para abrirse camino y destacar en el mundo empresarial y gerencial y mejorar la toma de decisiones a todo nivel, lo cual es también una necesidad urgente en nuestro país con grandes recursos desaprovechados muchas veces por una mala gestión.


Cantidad de páginas: 1

Deja tus comentarios