Los Biocombustibles Reducen Hasta 90% la Emisión de Gases Tóxicos


Las discusiones en torno a los biocombustibles y su capacidad de reducir los gases tóxicos, conocidos como provocadores del llamado efecto invernadero, son constantes y llevan a las organizaciones internacionalBiocombustibleses a hacer monitoreos sobre las permanentes novedades que presenta esta industria verde. Según la Organización para la Alimentación y la Agricultura de las Naciones Unidas (FAO), los biocombustibles pueden reducir hasta 90% la liberación de estos gases a la atmósfera, pero en algunos casos, hay que estar alerta sobre posibles casos de malas prácticas. En un informe de esa entidad internacional, sintetizado por la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), la FAO destaca que, por caso, los biocombustibles de segunda generación -los que no se basan en alimentos, sino en desechos de la producción agrícola- ayudarían a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero entre 90% y 70%. En la misma proporción pueden disminuir los gases tóxicos con el uso de etanol sobre la base de caña de azúcar. Los ingenios argentinos son la principal fuente de este producto que sustituye a las naftas. El informe de la FAO destaca que por cada hectárea de caña se pueden obtener 5.476 litros de biocombustible en Brasil. En la India, se pueden obtener 4.522 litros por hectárea. Sigue por orden de eficiencia el aceite de palma, que permite reducir la emisión de gases entre 85% y 50% en Malasia. Por cada hectárea cultivada se obtienen 4.736 litros de biocombustible. En Indonesia se obtienen 4.092 litros por hectárea. La remolacha azucarera es otro cultivo con capacidad ecológica, especialmente en la Unión Europea (UE). Según la FAO, ayuda a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero entre 60% y 40% y se obtienen 5.060 litros de etanol por hectárea cultivada. La colza, también en la UE ayudaría a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero entre un 60% y 40%. La soja para producir biodiesel, la combinación más usada en la Argentina, es un caso especial. La eficiencia por hectárea es menor y en Estados Unidos, por ejemplo, se extraen 552 litros por hectárea, pero el balance energético está entre 1,4 y 3,3 según el informe de la FAO. Eso significa que el producto final tiene 3,3 veces más energía que la requerida para producirlo. Se trata de uno de los mejores desempeños. Otro producto que pueden utilizarse es el arroz, del que también se puede generar etanol, con un rendimiento de 1.806 litros por hectárea.

Cantidad de páginas: 1

Deja tus comentarios